ZOOM PARTIDO, SEÑAL DE UNA POLÍTICA TURÍSTICA PROVINCIAL EMPARCHADA

El reloj es lo único que corre en los pasillos del gobierno provincial instalado en las oficinas de Laprida 5 con vistas a contar las horas para una nueva instancia de reuniones Zoom tratando, utópicamente, de hacer algo que logre consenso, palabra poco ejercitada por esas lides en la función pública.
Ya no es secreto que durante tres días se sucederán reuniones entre Ministros e intendentes, porque no también el propio Gobernador Bordet, por un lado, y por el otro, funcionarios de localidades, por zonas turísticas, con el Secretario de Turismo provincial. En el centro de la cuestión, y a 17 días de un calendario que también corre, la reactivación del Turismo, que es válido recordar tiene a varios actores involucrados, que la cabeza de la gestión de turismo intenta en vano encauzar en un camino mal trazado desde hace meses.
Son necesarios, en una misma instancia de diálogo, los Ministros con decisión directa en la Pandemia y las actividades de recuperación económica, social, cultural, los funcionarios provinciales de Turismo, los gobiernos locales y el sector privado en todo su espectro institucional.
Pero por la incapacidad de liderazgo, el vacío permanente de trabajo en red, de expertise en la planificación turística colectiva con múltiples actores aportando a un solo escenario de trabajo y gestión, el reloj y el calendario se juegan una carrera inútil, con reuniones partidas para seguir en caminos erráticos demostrando que la gobernanza local en los territorios es muy superior, intelectual y políticamente, en varios puntos cardinales de Entre Ríos.
El nivel de falta de información, de confusión, es tan grande que nos encontramos con las principales playas y complejos turísticos de nuestra provincia, con la decisión de cerrar sus puertas, estudiando la posibilidad de un cierre definitivo, al encontrarse sin ningún respaldo por parte de las autoridades para establecer los parámetros mínimos de funcionamiento, dilapidando de esta manera la esperanza de cientos de trabajadores, que no podrán llevar el sustento diario a sus hogares.
Los prestadores estamos sin recursos para sostener la actividad y vemos con mucha preocupación que la referencia provincial del sector, no ha logrado a la fecha definir un esquema claro, con pautas mínimas y sistemas confiables para el correcto funcionamiento de los complejos turísticos, cuidando a nuestros visitantes pero también a nuestros trabajadores y familias, ya que muchos son atendidos por sus propios dueños.
La dirigencia del sector privado ha dado múltiples oportunidades para el aporte de trabajo en el devenir real de la crisis. Caso curioso recordar que la urgencia se inicia mucho antes de la pandemia, cuando se denunció, con alarma, la permanencia de una página web con promociones por demás caducas de la gestión precedente y que, aún hoy, está ausente de contenido y sentido. No por hacer el mal es necesario mostrar que hay 23 páginas del resto de los estados provinciales ágiles, atractivas y a disposición de consultas actualizadas de protocolos, requisitos, sellos de calidad y mucho más para el sector y el potencial visitante.
Señores funcionarios de Turismo provincial, se articula para evitar contradicciones basadas en ensayos y errores de comunicaciones con actores fundamentales no en pantallas partidas. Intentan evitar la suma de voluntades y conocimientos de quienes ejercitan a diario el coraje de conducir sus comunidades o sus empresas y emprendimientos al borde del abismo.
Señores funcionarios de Turismo provincial, la sinergia de nuestra actividad nos va a seguir uniendo, aunque para ustedes el mejor parche para su política sea ver una pantalla virtual por partes.
Cámara Entrerriana de Turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.