Prof. María José González, Coordinadora Departamental de Educación de Jóvenes y Adultos “Yo creo que todos, en el lugar que nos encontramos trabajando, y ni hablar en educación, hemos desarrollado capacidades que no sabíamos que teníamos”

Miriam, Natalia, Adriana, Liliana y Romina son alumnas del curso de Asistente en Medios Multimediales brindado por la formadora profesional Técnica en Periodismo Raquel López en el Centro Comunitario N°24. Ellas tienen un espacio radial denominado “Voces Propias” en FM Campo y Ciudad y como actividad de este taller debían realizar una entrevista. La Prof. María José González, coordinadora departamental de Educación de Jóvenes y Adultos, fue la elegida para este espacio radial.

-¿Cuánto tiempo hace que es coordinadora del Centro Educativa N° 24?

– Voy a aclarar que no soy coordinadora del Centro Educativo N° 24 sino que  me desempeño como coordinadora departamental de Educación de Jóvenes y Adultos por el departamento Villaguay desde el año 2020. Tengo sede en este momento en el Centro 24.  Mi escritorio podría estar en otro lado como por ejemplo en la Departamental pero hace un hace unos años se decidió que mi lugar estuviera en este centro. Éste, al igual que todos los centros, es dependiente del CGE (Consejo General de Educación) y debe tener un coordinador y él es Abel Beltrame que sería el jefe inmediato de las personas que trabajan ahí. Yo me ocupo de la coordinación departamental aunque en realidad me ocupo de todo un poco. Pero debo coordinar y estar atenta a todo lo que tenga que ver con lo que sucede en Villaguay. Nuestra ciudad tiene muchas instituciones educativas en la zona rural y después en Clara, Domínguez, Sajaroff y Jubileo. Por todos lados tenemos centros educativos.

– ¿Cómo impactó en los establecimientos, en los docentes y alumnos los cambios que hubo por la pandemia?

– Fueron y están siendo porque recién estamos procesando esto. Yo cuando arrancó la pandemia me quedé como todo el mundo sorprendida y a medida que empezó a transcurrir el tiempo me fui adaptando. Creo que la pandemia vino a enseñarnos un montón de cosas. “Bendita pandemia” porque para nosotros en la educación y en el centro comunitario, en relación a los talleres, nos vino bien porque estamos afinando el lápiz en calidad y no en cantidad. En los talleres del Centro 24 antes había mucha gente, egresaban un montón, pero también dependían los cargos de los que trabajaban ahí del número de alumnos. Se apuntaba más a cantidad que a calidad. Entonces tuvimos la suerte que en el año 2020, en plena pandemia, la directora de Educación de Adultos de Paraná, la señora Pilar Mua, en reuniones y diálogos virtuales con nosotros nos dijo eso. Vamos a aprovechar este momento y vamos a apuntar a la calidad. O sea que va a haber límite en las inscripciones y se va a mejorar la enseñanza. En cuanto a cómo nos impactó, yo diría como a todo el mundo. Todos tuvimos que aprender. Yo creo que todos, en el lugar que nos encontramos trabajando, y ni hablar en educación, hemos desarrollado capacidades que no sabíamos que teníamos. Hace unos años, ¿qué papá o mamá tenía los números de los docentes? Hoy los números son públicos. Desde el punto de vista de la docencia, yo sigo trabajando en secundaria aparte de desempeñarme en este puesto y en mi materia tuvimos que realizar millones de cambios. Yo doy profesora de Educación Física, imagínense ¿Cómo damos esta materia a través del teléfono?. Fue realmente todo un desafío pero gracias a Dios se logró.

– ¿Cuántos cursos se brindan en el centro?

– En este momento el centro 24 cuenta con 22 talleres de capacitación laboral y de formación profesional distribuidos en el departamento. Algunos tienen sede acá y otros afuera. Todos los años varía esto. Los cursos tienen un año de duración.

-¿Cuántas vacantes hay por curso?

-En pandemia nos permitieron inscribir solo 15. Nos arriesgamos a hacer lista de 20 por la cantidad de gente que después abandona. Ahora todavía no hemos tenido reunión con nuestros jefes para saber qué sucederá el año próximo. Yo creería que va a rondar entre los 20 y 25, no más de esa cantidad.

-¿En qué otros lugares se desarrollan los cursos?

– En Villa Clara no solo hay talleres sino que hay un Centro Educativo de Primaria para Adultos. Tenemos 6 centros educativos que dependen de la coordinación. En Villa Domínguez, Sajaroff, Jubileo y ahora abrimos inscripciones en Paso de la Laguna. Y posiblemente también hacer lo propio en Raíces. Esto lo podemos hacer a través de los municipios, de las comunas y de las Juntas de Gobierno. Todo depende las vacantes que hay. Yo no puedo ir a decirle por ejemplo a la gente de Paso de la Laguna que vamos a traer el curso de Carpintería sino están los medios dados, sobre todo el lugar físico.

 

 

 

-¿Qué expectativas hay para el año siguiente?

– Para el 2022 las expectativas son muy buenas. Yo siempre soy positiva y este 2022 voy a estrenar un montón de cosas que antes no se podía. Recién ahora voy a tener mi primera muestra. Tampoco hemos podido hacer vínculo con otras instituciones por ejemplo las escuelas especiales y otros lugares. La expectativa es, en primer lugar, mantenernos como comunidad activa que lo somos y estoy enamorada de la modalidad de jóvenes y adultos y después mejorar los vínculos del centro hacia afuera, hacia la comunidad, porque hay mucho por hacer y la pandemia es como que nos estuvo limitando.

-¿Cuándo empezarían con las inscripciones?

-Todo depende del cronograma oficial del CGE, de la fecha de presentación de las autoridades, directivos e instructores. Calculo que va a ser a mediados de febrero pero quédense tranquilos que lo vamos a difundir por varios medios. También las personas que por alguna razón tuvieron que abandonar el curso que estaban realizando pueden volver a consultar e inscribirse.

-¿Cuáles son los papeles que hay que presentar para inscribirse a los talleres?

– Tanto para el centro 24 como para cualquiera de los centros educativos, para los talleres, se requiere: fotocopia de DNI y fotocopia de constancia de CUIL. Es bueno aclarar que la inscripción y el ingreso de los alumnos está abierta todo el año. Y eso es muy bueno. Lo que hay que tener en cuenta que lo nuestro es una modalidad con muchas particularidades que nos da esta libertad y autonomía para trabajar. En los talleres no, las inscripciones se abren en febrero. Hay gente que ingresa un poquito más tarde pero no hay problema. El contenido y la manera de trabajar es modular, está armado para trabajar en módulos. Si algún alumno, por alguna razón, tiene que ingresar más tarde o retirarse un tiempo luego recupera los contenidos del módulo. Todo esto lo flexibilizamos y aprendimos en pandemia. Porque o tenía COVID o tenía algún integrante de la familia entonces se ausentaban 15 o 20 días y todo pudimos seguir trabajando. Todo gracias a la doble modalidad que tenemos ahora y que llegó para quedarse: virtual y presencial.

-¿Qué día es la muestra y la colación?

-La muestra es el lunes 29 en el Centro Comunitario N°24, en calle Irigoyen e Isabel La Católica y arranca a las 18 hs. Y la colación, donde los alumnos van a recibir su diploma, el 14 de diciembre en el mismo lugar. Luego confirmaremos el horario a través de los medios de comunicación.

 

Empatía

Para finalizar la nota, la entrevistada destacó “Lo valioso de esta pandemia fue rescatar la parte humana. Los instructores son técnicos, son especialistas en lo que enseñan. Pero la pandemia les hizo sacar esa otra parte humana que a veces no encontramos en los tiempos de trabajo. Aprendimos a tener “empatía”. Este tiempo de incertidumbre era para todos y nos dimos cuenta que todos somos iguales. ¡Qué bueno que la gente haya aprendido el significado de esta palabra!”.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *