Está siendo destrozada”: sexta suba consecutiva para el precio del trigo por los problemas para la cosecha

El trigo sube en Chicago luego de tocar un máximo de dos meses siguiendo de cerca el informe del USDA que mostró una mayor disminución en las condiciones del cereal de primavera en los Estados Unidos.

El maíz también avanza gracias a que la calificación de cultivos de Estados Unidos no alcanza la expectativa, lo que volvió a centrar la atención en las condiciones secas en partes del Medio Oeste.

En tanto, la soja cae luego de recuperar algo de terreno ayer de las bajas del inicio de semana frente a la caída del petróleo por la preocupación que genera la tercera ola de CoviD.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) consignó en un informe publicado después del cierre del mercado del lunes, calificó el 11% del trigo de primavera de Estados Unidos omo bueno o excelente, frente al 16% de la semana anterior y por debajo de la estimación promedio de los analistas de 15%. “Esa cosecha está siendo destrozada”, dijo John Zanker, analista de mercado de Risk Management Commodities. El USDA proyectó la semana pasada que la producción de trigo de primavera de EE. UU. se reduciría a un mínimo de 33 años.

Las preocupaciones sobre la producción mundial también apoyaron los precios del trigo, y Kazajstán limitó las exportaciones de cebada, trigo y centeno a causa de la sequía, mientras que las estimaciones de la cosecha rusa bajaron tras rendimientos decepcionantes.

Las condiciones del maíz y la soja de Estados Unidos han resistido la sequía reciente, pero el riesgo de daños sigue siendo alto en un momento en que la oferta está muy ajustada. “Necesitamos una gran cosecha”, dijo Karl Setzer, analista de riesgo de materias primas de Agrivisor, y señaló que incluso una pequeña reducción en la producción de maíz podría significar escasez de existencias. “La presión sobre los cultivos nos está dando algo de apoyo al precio”.

Esta semana el USDA dejó sin cambios su puntaje bueno/excelente para el maíz de Estados Unidos en 65%, por debajo del consenso de analistas del 66%. En tanto, subió la calificación de la soja en 1 punto porcentual al 60%, en línea con las expectativas.

El mercado mira también que la Casa Blanca ha retrasado el proceso anual destinado a decidir la cantidad de etanol y otros biocombustibles que las refinerías de petróleo de Estados Unidos necesitan mezclar con su combustible cada año, mientras busca una solución para un problema que enfrenta a los trabajadores de las refinerías con los agricultores de maíz.

Según Reuters, los legisladores que representan a electores de ambas industrias han estado presionando a la administración Biden sobre el tema durante meses. Las refinerías quieren volúmenes bajos de biocombustibles para mantener bajos los costos, mientras que la industria agrícola quiere volúmenes altos para impulsar las ventas de etanol a base de maíz y otros productos.

La Casa Blanca se ha mantenido en gran medida al margen de las discusiones, pero ahora espera tomar el control del asunto, dijeron las fuentes consultadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *