Conmoción en Tucumán: encontraron muerta a una nena de 4 años desaparecida

Se trata de Rocío Milagros Rojas, de 4 años, que era intensamente buscada en la provincia desde el jueves. El hallazgo se dio a partir del testimonio de un familiar.

Fuente perfil.com

En medio de la búsqueda de Guadalupe Lucero, hay conmoción en Tucumán y el resto del país por el caso de Rocío Milagros Rojas, una nena de 4 años desaparecida desde el jueves que era intensamente buscada por la policía y que fue encontrada muerta este viernes a la a tarde en las afueras de la capital provincial.

“Se cerró el barrio completo para registrar las viviendas aledañas y el perímetro, incluyendo la zona de las vías del tren, donde una vecina vio que se dirigía la pequeña”, había detallado a medios locales el Comisario Mayor Manuel Castaño, Jefe de la Unidad Regional Oeste (URO).

El operativo de búsqueda incluyó a 200 efectivos de la policía local, perros adiestrados en búsqueda de personas y personal de Infantería, Caballería, Investigaciones Trata de Personas, Delitos Rurales, Patrulla Motorizada, Bomberos, Lacustre y otras divisiones. Comenzó el mismo jueves por la noche y se extendió hasta el hallazgo del cuerpo de la nena en la tarde del viernes, a cinco kilómetros de su casa en el barrio Chabela.

Según la prensa local, uno de los familiares de la nena se habría quebrado ante los investigadores y habría señalado donde estaba enterrado el cuerpo de la menor en un descampado aledaño.

Tras el hallazgo, el fiscal a cargo de la investigación ordenó el interrogatorio de la madrina de la menor (quien hizo la denuncia en primer lugar) y de otros dos familiares. Además, la policía realizó peritajes en un pozo a partir de la hipótesis de que intentaron incinerar el cuerpo de la nena y al no lograrlo finalmente la enterraron.

El caso de Rocío Rojas

Rocío Milagros Rojas de cuatro años fue vista por última vez el pasado jueves cerca de las 12 del mediodía saliendo de su casa en el barrio Chabela de la ciudad de Lules, a 20 kilómetros de la capital provincial, según denunció su madrina, María Carolina Graneros.

Graneros, quien estaba a cargo de la menor, indicó que al momento de la desaparición ella no se encontraba en el lugar, y que su hija de 18 años había quedado a cargo de la niña y de su hijo de dos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *