Compartir responsabilidades frente al esfuerzo exigido.-

Desde la Cámara de Turismo de Villaguay-CaTuVi, en congruencia con lo expresado por nuestras entidades representantes, Cámara Entrerriana de Turismo-CET y Federación Económica de Entre Ríos-FEDER, y ante las extremas restricciones impuestas desde el gobierno nacional, en un proceso caótico de marchas y contramarchas, de desinformación a horas de su aplicación, especulando con un feriado puente ya comercializado desde los distintos destinos turísticos, consideramos que la suma y acumulación de perjuicios al comercio y a las fuentes de trabajo amenazan una vez más a múltiples empresarios, emprendedores y familias entrerrianas y locales.

Comprendemos cabalmente la situación epidemiológica en sus distintos grados de avance y hemos siempre redoblado esfuerzos en asumir nuestras responsabilidades en cuanto a protocolos para velar por la salud de empleados, clientes y propietarios, los cuales se han adaptado permanentemente a dichos protocolos, aprobados oportunamente por los organismos oficiales correspondientes, y para los que se hicieron y se siguen haciendo inversiones y aumentados costos fijos.

Si hay colapso sanitario, no es por la actividad económica y comercial, o por lo menos no hay estadísticas que demuestren nuestra generación de focos de contagio frente a otros hechos que son de dominio público y se suceden bochornosamente día a día fuera de todo control gubernamental (piquetes, fiestas clandestinas), o lo que es peor en silenciosa aprobación (torneos de fútbol, estudios de televisión, inauguraciones, actos políticos, etc.). Ahí la protección de los ciudadanos está ausente y no hace más que causar nuestro rechazo e indignación.

Cuestionamos que las medidas de restricción no se acompañan, en tiempo y forma, por medidas de esfuerzo e idoneidad del Estado con real repercusión económica en la coyuntura de los ciudadanos generadores de trabajo y contribuyentes tributarios por propia naturaleza. Sumamos al reclamo de la CET por urgentes medidas de auxilio financiero, impositivo y previsional, pero acompañadas de acciones que redoblen la presencia del Estado en el territorio liderando la contención de la pandemia.

Son varios los sectores críticos, actividades que siguen prohibidas o fueron nuevamente confinadas en Abril. El nivel de deudas crediticias asumido durante 2020, como camino sugerido desde los organismos oficiales, se convirtió en un callejón sin salida en 2021. No se puede solventar crisis con más crisis, siendo créditos y prórrogas impositivas lados de una misma moneda. Otra ha sido la lógica en provincias donde las medidas de auxilio reflejan verdaderas políticas de Estado (La Rioja, Córdoba, Santa Fe, entre otras), preocupadas por la agotada resiliencia que se espera de los privados.

El cierre total y los horarios restringidos no son la solución sobre todo el territorio por igual. Concentrar medidas en los fines de semana castiga y sacrifica a unos más que a otros. Como expresa FEDER, apoyamos una evaluación de cada localidad entrerriana en particular,

 

considerando que la experiencia relaciona el aumento de contagios con la concentración de personas en contextos sociales.

Pedimos compartir responsabilidades frente al esfuerzo exigido. A NUESTROS LEGISLADORES NACIONALES Y PROVINCIALES DE TODOS LOS PARTIDOS LES PEDIMOS QUE PRESENTEN PROYECTOS DE LEY DE EMERGENCIA ECONÓMICA PARA EL TURISMO Y OTROS SECTORES CRÍTICOS (culturales, artísticos, eventos, etc.) CON SUMA DE HERRAMIENTAS EN COMÚN, A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS Y COMO AGENDA DE URGENCIA.

AL MUNICIPIO PEDIMOS QUE INSTRUMENTE EXENCIONES PORQUE SIN DUDAS, SOBREVIVIENDO, SEREMOS NUEVAMENTE CONTRIBUYENTES RESPONSABLES DESPUÉS DE ESTA PANDEMIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.