Análisis de la sequía del 2022 ¿Porque estamos como estamos?

 

Según el SIBER, el análisis quedaría incompleto sino se contempla cómo fue la distribución de la lluvia acumulada desde junio a noviembre.
Para la provincia un valor normal se situaría en 430 mm, mientras que en el año 2022 el monto desciende a 240 mm, lo cual refleja una caída del 44 % (-190 mm).
Pero esta variación resultó muy dispar, con un gradiente de concentración de Noroeste hacia el Noreste.
Mientras que el sector Noroeste tuvo acumulados de inferiores a los 200 mm, el extremo Noreste alcanzó valores de 350 a 550 mm (Figura 2).
Por lo tanto, los departamentos del centro Sur de la provincia (que abarcan la más del 70 % de los cultivos estivales) presentan un déficit hídrico entre 200 a 350 mm, lo cual equivale a una disminución entre 47 a 81 % de la precipitación promedio normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *