Portuarios a la huelga en reclamo de vacunaciones

Trabajadores portuarios iniciaron este miércoles una huelga de 48 horas. Piden ser vacunados por su condición de esenciales. La protesta se concreta luego de paralizar las exportaciones agroindustriales por la misma razón, la semana pasada.

El tráfico de carga en el centro portuario de Rosario, desde donde se envían alrededor del 80% de las exportaciones de granos del país, se ve afectado por la medida de fuerza que lanzó un grupo de 11 sindicatos que piden ser designados como trabajadores esenciales, elegibles para la vacunación contra el coronavirus.

Los sindicatos dijeron que la nueva huelga fue convocada “dado el aumento exponencial de los casos, la lamentable pérdida de varios compañeros y el fracaso de todas las negociaciones que hemos mantenido con las autoridades nacionales”. Los grupos laborales prioritarios para las vacunas en Argentina hasta ahora han sido los trabajadores de la salud, la policía y los educadores.

La huelga de la semana pasada dejó a siete cargueros varados en sus amarres en Rosario, debido a la caída del nivel del agua del río Paraná, hasta que pudieron ser remolcados fuera del puerto.

Fuentes del sector agroindustrial señalaron, ante la parálisis portuaria del complejo oleaginoso, que adhieren a la solicitud de los trabajadores de ser vacunados dada la esencialidad de sus funciones. Aunque al mismo tiempo advierten que las empresas son rehenes de esta situación indeseada, que es absolutamente ajena a sus intereses y excede sus posibilidades.

“Es indispensable que el Gobierno y los sindicatos se reúnan de inmediato para lograr un acuerdo. Mientras tanto, esta situación no debiera condicionar, restringir ni mucho menos detener las actividades portuarias e industriales ni el flujo de exportación. Especialmente por estos días en que la bajante del Río Paraná hace imprescindibles las labores que realizan la mayoría de estos trabajadores”, comentaron.

El titular del Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de La Marina Mercante, Marcos Castro, contó a Econojournal que los sindicatos se reunieron la semana pasada con la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y con su par de Trabajo, Claudio Moroni, para buscarle una solución al conflicto.

Vizzotti les propuso declarar como estratégico a los buques que transportan petróleo y derivados y -así- poder establecer como prioritario al personal sólo de estas embarcaciones para el plan de vacunación contra el Covid-19. Pero los gremios rechazaron esa alternativa porque pretenden que en esa lista figuren todos los trabajadores navieros y no sólo los que transportan crudo y combustibles.

Por eso, la medida de fuerza anunciada para el miércoles y jueves se mantiene. A raíz de ese conflicto sorpresivo, el Gobierno debió importar desde Brasil y Uruguay cerca de 2.000 MW para suministrar a las centrales eléctricas del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *